Explicándole el género a los niños.

  He observado que cada vez más se nos olvida a los grandes que son tan sólo niños y los tratamos como adultos, esperamos que se comporten mejor que un adulto, que aprendan rápido, que no jueguen, que no se muevan, que no tengan necesidades. ¡Qué difícil es para ellos adaptarse tan rápido como los grandes esperamos!
 Estamos subiendo su nivel de ansiedad porque es difícil que llenen nuestras expectativas y depués nos evaluamos a través de su comportamiento. Las calificaciones son nuestras y no de ellos, sus errores son nuestros no de ellos y en el caso contrario, también se da que no volteamos a mirarlos para no sentir que no lo hemos hecho bien. 

¿Cuánto tiempo dedicamos para explicarles lo que para nosotros parece obvio? Nos olvidamos de que ellos no llevan tanto en el mundo como nosotros y de que hasta para nosotros este mundo no es siempre comprensible. ¿Les explicamos sobre qué es ser hombre o mujer?

Los niños siempre son maravillosos, si los vemos con detenimiento es increíble como aprenden a caminar, a hablar, como opinan, lo que sueñan, lo que imaginan, lo que inventan. En esta pedagogía de la escasez, cuando los vemos no miramos lo que son, muchas veces nos enfocamos sólo en lo que no son, en eso que les falta o nos parece inapropiado. 

Hoy tuve una reunión para reflexionar sobre lo que es ser hombre y sobre lo que es ser mujer, lo he hecho muchas veces antes con diferentes públicos pero en esta ocasión fue muy diferente lo hice con dos niños y dos niñas de siete años de edad, sigo fascinada de su frescura. 

Me di cuenta que en nuestra mentalidad actual creemos que con declarar que todos somos iguales nuestra especie se va a alinear y mágicamente vamos a evolucionar en rasgos físicos y psicológicos, es decir que en cien años, considerando que para la historia es un abrir y cerrar de ojos, las mujeres y los hombres nos comportaríamos, sentiríamos y pensaríamos igual. 

Hoy fue evidente la necesidad física de los niños, no se dejaron de mover y yo me los puede imaginar cómo grandes cazadores en el inicio de la humanidad,  pasando por grandes guerreros en la edad antigua o como grandes deportistas en la vida moderna. Los niños expresaban con una gran sonrisa que les encantaba pelear el uno con el otro, haciendo referencia a sus juegos físicos, sin ninguna conotación emocional como la que le damos las mujeres a la misma palabra “pelear”. 

Las niñas no podían creer lo que escuchaban, por primera vez los observaban sin juicio y se percataban que pensaban muy diferente. Les explique a los niños que a nosotras no nos gustaba ni necesitábamos el contacto físico constante o duro, lo cual les pareció un tanto extraño a los varones, que para nosotras el hablar era lo equivalente. Les pedí que por lo tanto se contuvieran un poco en el contacto físico cuando estuvieran con las niñas y las niñas comprendieron que está manera de comportarse de los niños es completamente normal.

Para nosotros los adultos esa clase básica y evidente parece no quedar clara tampoco, las mujeres no comprendemos muchas veces que el territorio y el espacio físico es muy importante para los varones, su tele, su control remoto, su coche,etc. Los hombres aman sentirse respetados y mirados en sus victorias diarias. Y ellos no reconocen que el espacio emocional es tan importante para las mujeres las mujeres aman el ser escuchadas, reconocidas, consideradas. Somos maravillosamente diferentes.

Las preguntas que nos toca contestar a nosotros los adultos con el fin de  lograr el alto al fuego entre géneros son: 

  • ¿Cómo usar esa energía de los pequeños varones y canalizarla en este contexto sedentario?
  • ¿Cómo enseñarles a comunicarse unos con otros? 
  • ¿Cómo enseñarles a las niñas y a los niños que en la diferencia  está la riqueza? 

Ese es nuestro reto como padres y maestros, ahora no estamos seguros si usaran las otras habilidades y competencias que vienen en los programas de estudio, pero que convivirán con el otro género el resto de sus vidas es una certeza.

Un comentario en “Explicándole el género a los niños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s